La Leyenda del Castillo de Malmuerta

España está llena de muchas leyendas y misterios, siendo “La Leyenda del Castillo de Malmuerta” una controversial historia perteneciente a la ciudad de Cordoba.

Si un día caminas por el Barrio Santa Marina, podrás observar una misteriosa y antigua torre, de tipo albarranada; sin embargo, escondida tras una apariencia terracota y el pretexto de servir a la defensa del territorio en aquellos tiempo en los que fue construida, se encuentra una historia perturbadora que toca el corazón de las personas, tras hallarse un horrible suceso.

La-Leyenda-del-Castillo-de-Malmuerta

Lo que Vamos a Ver:
  1. ¿De qué trata el Castillo de Malmuerta?
  2. Leyenda el Castillo de Malmuerta ¿Qué ocurrió?
    1. La leyenda del Castillo de Malmuerta con Alfonzo de Córdoba
    2. La leyenda del Castillo de Malmuerta con Gómez de Figueroa

¿De qué trata el Castillo de Malmuerta?

Empezando desde atrás, se sabe que esta torre fue construida en el siglo XV con piedra de cantería, y su edificación no duro ni más ni menos que cuatro años de arduo trabajo. En su estructura, bajo la edificación del arco, se hallan las armas reales de aquella época, y una inscripción que es ilegible en la actualidad.

El nombre de esta edificación fue dado por el acontecimiento que hoy día es leyenda, y aunque hay dos versiones del relato, la dos terminan en lo mismo: Una terrible tragedia.

Con el conocimiento de dicho fin, traemos ambas versiones de La Leyenda del Castillo de Malmuerta.

Leyenda el Castillo de Malmuerta ¿Qué ocurrió?

Aunque ambas versiones tienen aspectos similares y su final es el mismo, el medio con el que se llegó a este resultado, y el propósito con el que se construyó la torre varía en cada una. Teniendo como protagonista a Gómez de Figueroa ( o Alfonzo de Córdoba) ¡Contamos ambas historias!

La leyenda del Castillo de Malmuerta con Alfonzo de Córdoba

Erase por el año 1404 aproximadamente, cuando el  prestigiado y adinerado caballero Alfonzo, se encontraba felizmente casado con Beatriz de Hinestrosa, una bella dama que por la diferencia de edades podría ser su hija ¡O hasta su nieta! Sin embargo, en tal punto de idilio, la edad no era importante.

Alfonzo de Córdoba, a pesar de la felicidad que le provocaba su esposa, se sentía debatido, pues era imposible para ellos concebir un hijo, aún así, la amaba cálidamente y ella igual a él.

Un  día, los dos primos de Alfonso: Fernando y Jorge de Córdoba, llegaron a su morada para una visita larga, pues fueron muchos los días y semanas que se hospedaron en dicho lugar. En todo este tiempo, sin descaro ni modestia, Fernando pretendía a la hermosa Beatriz, pues se había enamorado (¡Y hasta obsesionado!) de ella; sin embargo, ella no dudo en declinar cada una de sus propuestas.

Alfonzo recibió un llamado de parte del rey para unos asuntos en la corte, y este emprendió el viaje hacia allá.

Ya con unas semanas en compañía del Rey, Alfonzo había recibido avisos de que su mujer estaba engañándole con su primo, pero este, confiando en su esposa, hizo caso omiso, suponiendo que eran solo rumores.

Todo parecía ser solo un rumor, hasta que un día el Rey le llamó para reprenderlo, pues, un tal Fernando de Córdoba y Solier estaba usando el anillo que muchos años atrás el Rey le regaló a Alfonzo.

El caballero al contraer matrimonio con Beatriz le había otorgado su anillo, que ahora, en forma deshonrosa, portaba otro hombre. Alfonzo volvió inmediatamente a su hogar, y al ver a su mujer en la noche en la cama con su primo, los asesinó, a ellos y a todos quienes se cruzaran en el camino, habiendo en la mañana unos 15 cuerpos sin vida.

La Leyenda del Castillo de Malmuerta

En forma de castigo por el atroz acto, Alfonzo fue obligado a construir una torre, y es la que hoy se conoce por su misma historia, La Leyenda del Castillo de Malmuerta.

La leyenda del Castillo de Malmuerta con Gómez de Figueroa

En esta historia el caballero de edad avanzada se llama Gómez de Figueroa, y su hermosa esposa toma el nombre de Clara de Herrera, la cual por su belleza, era frecuentemente pretendida por los hombres del pueblo, y aunque al principio el caballero no se veía afectado por ello, con el tiempo se obsesionó con la idea que su esposa le engañaría.

Clara, para calmar las ocurrencias de su esposo, limitó al máximo sus salidas sociales, y cuando asistía a estas siempre iba en compañía de él.

Salía solo a las misas en la iglesia, y repartía limosna y ayudas a los demás desde la puerta de su casa, como si de un confinamiento se tratase. Aun con estos esfuerzos, el hombre siguió empeñado en su pensamiento paranoico, hasta que un día, invadido por el desespero y locura acudió a una bruja. Esa mujer le hizo beber una pócima con la que podría ver la verdad.

En tal alucinación juró ver a su esposa con otro hombre, y lleno de cólera fue hasta su casa y apuñaló a Clara en el cuello, matándola.

Su sentencia fue vender todo lo que poseyera y dedicarlo a la construcción de una torre en nombre de Clara de Herrera y como fue mal-muerta.

La Leyenda del Castillo de Malmuerta

Un Tema Relacionado:  Leyenda de La maldición de Ochate

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Subir

Usamos Cokkies para asegurarnos de que disfrutes de la mejor experiencia de Navegación. Más Información