Leyenda del Duende

Leyenda del Duende

La leyenda del duende, es la historia de un hombrecillo, que su pasatiempo preferido es hacerle la vida de cuadrito a esa persona que él selecciona, la mejor manera de quitárselo de encima es con el invasivo olor del cerdo y otros dicen que con un arpa bien afinada, conozcamos pues a ésta suspicaz leyenda.

Lo que Vamos a Ver:
  1. ¿De Qué Trata la Leyenda del Duende?
  2. Leyenda Corta del Duende
  3. La Leyenda del Duende
  4. Personajes Principales y Secundarios de la Leyenda del Duende
    1. El Duende
    2. El Padre
    3. La Madre
    4. Los Hijos
    5. La Hija
    6. ¿Quién escribió la Leyenda el Duende?
    7. ¿Cómo era El Duende?
    8. ¿Cuál era el fin de El Duende?

¿De Qué Trata la Leyenda del Duende?

La leyenda colombiana del duende, es una de esas narraciones donde su protagonista, es un pequeño y horrenda criatura, que le encanta molestar a las personas, que habitan en fincas y caseríos y muy en especial a las mujeres, que suele enamorarse con facilidad.

Se cuenta, que éste extraño hombrecito, es un ángel caído, que llegado al infierno se dedicó a tocar el arpa, otros dicen que se trata de un niño que murió sin ser bautizado.

Así como las mayorías de las leyendas, es contada de generación en generación, sin tener un autor determinado, suelen tener varias versiones dependiendo del lugar donde sea contado.

Ahora bien, prosiguiendo con la leyenda, éste duendecillo, ama los lugares solitarios, alejado de toda civilización y sobretodo de las personas, habita en las montañas, en las faldas de los ríos y en el corazón de la selva colombo – venezolana.

Leyenda Corta del Duende

Una de las leyendas del Duende más corta que se conoce, es la de un hombre de Apellido Pantoja, que vivía en una gran finca, el hombre tenía dos hijas, muy hermosas.

Una noche, las niñas, se despertaron histéricas, gritando, porque sentía una presencia extraña, en su habitación, que se sentaba en su cama y comenzaba a rasguñarlas, aterradas, temblando de miedo, prendieron la luz y notaron que no había nadie en la habitación, sin embargo, su piel estaba toda arañada.

Así pasaron los días y todas las noches éste acontecimiento se hacía presente, entonces su padre, buscó al cura, para que hiciera un exorcismo en el lugar, cosa que, no surtió efecto.

Un día hablando con su vecino, le contó lo que le estaba pasando en su casa. El vecino al escuchar el cuento, le dijo, que era el Duende, que le estaba visitando a las muchachas y la mejor manera de ahuyentarlo era con un arpa bien afinada.

El padre agotando todo, colocó el arpa en el centro de la habitación de las niñas, donde esa noche no paró de sonar, mientras el cuarto estaba a oscura, al encender la luz como por arte de magia, el instrumento paraba de sonar; después de ese evento, el duende se apartó de la casa y nunca más volvió a molestar.  

El Duende

La Leyenda del Duende

Cuenta la leyenda que en el Poblado de Mallorquín Colombia, vivía una pareja, que tenía dos hijos varones y una niña hembra de 12 años.

Una mañana el padre en compañía de sus hijos varones, fueron a realizar las labores del campo, al mediodía, la madre fue en su búsqueda, para llevarle el almuerzo, esa tarde comieron tanto, que decidieron tomar una siesta.

Mientras el padre y el hijo mayor dormían plácidamente, el hijo menor, sin sueño, decidió ir a explorar por el lindo campo, caminando y caminando, llegó a un gran árbol, donde en su falda era iluminado por una radiante luz, movido por su curiosidad, se acercó y vio un gran agujero, que al meter su cabeza, quedó impactado, con la gran cantidad de monedas de oro, que había.

Enseguida, comenzó a sacarlas, metiendo algunas en su sombrero y las otras en sus manos, a la vez que daba fuerte gritos para que su padre y hermano, viniesen a ver el hallazgo.

Al escuchar los gritos, ambos despertaron y corrieron al sitio y no podían creer lo que estaban viendo, pero, de repente todo se tornó oscuro, unos grandes relámpagos iluminaron el lugar, ocasionando un temblor, que comenzó a hundir al pequeño dentro del hueco, su padre desesperado, comenzó a tirar del niño, para prevenir, que quedara sepultado en ese lugar, fue entonces, cuando apareció un horrible enano de color verde, que lo asustaba.

El padre tirando muy fuerte del muchacho pudo sacarlo, cayendo todas las monedas en el pasto. Los tres corrieron a la casa, muy asustado, al llegar a casa, el niño, le enseñó a su familia, como le habían quedado, cuatro monedas en su sombrero; los padres alegres, fueron a venderlas enseguida, porque con ellas se harían muy ricos.

Dos la compró el joyero del pueblo quien dio muy buen dinero, al igual que el de la tienda de abarrotes, que compró, las otras dos.

Celebrando en casa, por su nueva vida, ya muy tarde en la noche decidieron ir a dormir, pero fueron vilmente asustado, por el duende, que apareció en la casa, destruyendo todo a su paso, sacaba la ropa de los cajones y la tiraba, asustaba a los niños y a ellos mismos.

El Duende

Esta conducta se repetía cada noche y siempre con la misma amenaza, que le devolvieran sus monedas o él, se llevaría a la niña.

Una mañana todos despertaron y con gran angustia, vieron que su hija, no estaba en casa y en el espejo había un gran escrito que decía: “Me la llevé porque no me han devuelto mis monedas” El Duende.

Así, el duende se llevó a la chica y la llevó a la copa de un gran árbol, donde le hizo una casita, pero amarró uno de sus pies para que no pudiese escapar, todos los días, el duende la alimentaba.

La astuta muchacha ideo un plan, con uno de los palitos y las hojas del árbol, comenzó a escribir notas de auxilio y lanzarla al río, ¡bravo! Su plan resultó, una de las lavanderas del río, consiguió la nota y corriendo se dirigió a casa de la familia, para darle las buenas nuevas, porque no cesaban de buscarla.

Corriendo sobre la cabecera del río en su búsqueda, se encontraron con un gran árbol, donde desde muy arriba alguien gritaba, al verla sus padres, lloraron de alegría, la bajaron enseguida y fueron en busca del dueño de la tienda de abarrotes y el joyero, para que le devolviese las monedas, a cambio ellos le repondrían su dinero.

El Duende

Sin chistar, le devolvieron las monedas, las cuales, las llevaron de inmediato al árbol donde la habían encontrado, el avaro duende a ver sus monedas de vuelta, se alegró mucho en medio de su soledad, quedándose a custodiar día y noche su fortuna.

Mientras que la familia, se iban a su humilde casita a celebrar el tesoro más grande, que tenían “

Personajes Principales y Secundarios de la Leyenda del Duende

AutorDesconocido
GéneroLeyenda
Descripción del ambientePoblado de Mallorquín
Personajes Principales:
  

El Duende

Hombrecillo de feo aspecto, de piel verde, amargado, hostigador, avaro, acosador.

 

Personajes Secundarios:
  

El Padre

Típico llanero, que busca en todo tiempo llevar el sustento a la casa

La Madre

Ama de casa, abnegada por su familia

Los Hijos

Dos muchachos de muy corta edad, siguiendo el patrón de la cultura del campo, donde los varones, deben aprender las faenas de la siembra, arado y recolección, en fin,  seguir los pasos de su padre

La Hija

Niña de doce años, muy hermosa, educada bajo la falda de su madre, raptada por el duende.

 

Mi mayor deseo es que te haya gustado muchísimo esta leyenda del duende y si quieres, conocer más leyenda de Colombia y del resto del mundo no dejes de navegar por nuestra página.

¿Quién escribió la Leyenda el Duende?

No se le conoce ningún tipo de autor.

¿Cómo era El Duende?

Hombrecillo de feo aspecto, de piel verde, amargado, hostigador, avaro, acosador.

¿Cuál era el fin de El Duende?

El Duende, es un personaje que le gusta molestar a las personas, sobre todo a las mujeres, que suele enamorarse con facilidad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Go up

Usamos Cokkies para asegurarnos de que disfrutes de la mejor experiencia de Navegación. Más Información